Ataques informáticos y cómo evitar la pérdida de datos

El uso de ordenadores en nuestro entorno laboral lleva muchos años siendo imprescindible; de hecho ya se está integrando la conectividad de nuestra empresa con móviles y tablets para ganar en movilidad. Por este motivo, cada vez estamos viendo más ataques informáticos que pueden dejarnos sin poder trabajar durante horas o incluso días, incluso perdiendo información. Para evitarlo están saliendo productos que mejoran nuestra protección y nos permiten, en caso de siniestro, poner medios efectivos para remediarlo y tratar de recuperar los datos extraviados por el “hackeo”. Veamos cómo funciona.

Un ataque a nuestro sistema puede tener diversas graves consecuencias:
– Caída temporal del sistema: hasta que se encuentre el problema y se le ponga solución.
– Pérdida de información: para ello se debe ser previsor, y realizar copias de seguridad (bien copias espejo o, mejor, en la nube)
– Que ocasione el envío masivo de virus desde nuestro correo electrónico a nuestros contactos, lo que supone un gran peligro por posibles reclamaciones que nos pudieran llegar como “responsables” del ataque.

Al mismo tiempo, hoy en día existe una gran sensibilidad por la Ley Orgánica de Protección de Datos (en adelante, LOPD). Deberíamos tener una autorización firmada por todos los clientes cuya información tengamos en nuestra base de datos, así como si les queremos mandar publicidad, nos deben haber dado permiso. Si no lo estamos haciendo, tenemos un problema. Sin esa autorización del cliente, la Agencia Estatal de Protección de Datos podría imponernos una sanción, que llegan a 600.000 €.

Para tratar de poner remedio a todos estos focos de riesgo, las compañías de seguros han sacado productos que pretenden hacer frente a estos riesgos. Este es un resumen gráfico de los servicios que pueden llegar a ofrecer:

 

CIBERSEGURIDAD

 

Es decir, encontraríamos cuatro razones para elegir este producto:
Prevención: análisis de nuestros sistemas, que pretende detectar posibles vulnerabilidades, así como un informe de la auditoría para saber cómo remediarlo
– Reparación del daño ante un ataque: tendremos a unos especialistas que nos ayudarán a solventar el problema y recuperar los datos perdidos.
– Adecuación de nuestra empresa a la LOPD
– Cubre la reclamación que podamos sufrir y las indemnizaciones a terceros de las que podamos ser responsables

Si quieres evitar esos riesgos, ya sea en tu despacho o empresa, y poner una rápida solución a los mismos, llámanos o clica AQUÍ.

10-mayo-2016|Noticias, Empresas, Profesionales / Autónomos, Actualidad|