Aumento del seguro de decesos. Razones por las que contratarlo

Existe una concepción del seguro de decesos como algo clásico, anticuado. Nada más lejos de la realidad. Los datos del sector nos dicen que este seguro está incrementando un promedio del 5% anual. De hecho, más del 50% de las personas que suscriben la póliza son menores de 40 años.

¿Por qué se contrata un seguro de decesos?

Las principales razones para hacerlo son dos:

  1. Que la familia no tenga que cargar con un gasto tan elevado como el que supone el servicio funerario. Aun es más si se produce fuera de nuestra localidad o, incluso, en el extranjero. Gracias a esta póliza, lo pagamos en pequeñas cuantías periódicas mensuales.
  2. Que nuestros familiares vean reducido el esfuerzo que suponen: papeleo, burocracia y demás trámites a realizar, en momentos tan difíciles.

El seguro de decesos  es un tipo de seguro que se conoce como “de prestación” o “de servicio”. Este servicio es el que presta la funeraria, pero siendo la compañía la que asume el coste del mismo.

Una cobertura normal del mismo incluye: el ataúd, coche fúnebre, servicio religioso, coronas de flores, lápida, esquela, opción de incineración del fallecido, urna, y la tramitación de los documentos necesarios. Desde nuestra correduría de seguros, desaconsejamos la contratación de pólizas que te ofrecen más servicios añadidos al puramente funerario. Creemos que ha habido una desnaturalización de esta póliza, añadiendo garantías absolutamente innecesarias. Muchas veces, estas nada tienen que ver con lo que se pretende de esta póliza, llevando a que este seguro sea más caro de lo que debería.

Abuelos disfrutando de sus nietos

Datos de interés del seguro de decesos

Son estadísticas obtenidas de la Memoria social del seguro de Unespa:

  • A través del seguro de decesos, este pasado año 2014, se llevó a cabo el entierro de 245.629 personas. Es decir, un 62% del total de fallecidos en la anualidad.
  • 163.310 entierros se produjeron en la misma localidad donde tuvo lugar el fallecimiento. En 81.599 casos, un tercio del total, fue preciso trasladar el cadáver de una población a otra dentro del territorio nacional. Asimismo, hubo 720 personas que fallecieron en el extranjero y cuyos cuerpos fueron repatriados. Este es también un motivo de compra muy importante para quien suscribe un seguro de decesos: el elevadísimo gasto de estos traslados.
  • 20,9 millones de personas de los 46,5 millones de residentes en el país están protegidas por una de estas pólizas (de acuerdo con datos recabados por ICEA). Esto es, el 45% de la población.
  • Los siniestros supusieron el pago por parte de las entidades aseguradoras de 753 millones de euros el pasado año.

En los últimos años, las primas que se pagan por estos seguros han descendido notablemente. Muchas pólizas antiguas han quedado en unos precios totalmente fuera de mercado. De ahí que compañías como DKV o incluso Preventiva, con sus nuevas tarifas, estén ganando terreno. Pero, cuidado con la tarifa que contratamos, que no nos lleve a error, y cuando tengamos 70-80 años no podamos permitirnos la cuota. En este artículo aclarábamos los tipos de seguros de decesos que se comercializan.

Ven a la Correduría de Seguros Joaquín Moné, y consúltanos para evitar pagar de más, eligiendo la tarifa del seguro de decesos  que mejor se adapta a tus necesidades.

3-diciembre-2015|Noticias, Particulares, Actualidad|