Cómo defenderse frente a las malas prácticas bancarias – Protección de Datos y Recibos Indebidos

Si hace apenas un mes publicábamos una entrada referente a un informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y otro del Banco de España en la que ponía de manifiesto el creciente número de reclamaciones frente a bancos y cajas (aquí os dejamos el enlace), hoy tenemos que sacar a colación de nuevo este tema.

Es una hecho por todos conocido, el que las entidades bancarias realizan acciones comerciales con sus clientes, usando datos de los mismos sin su autorización en muchas ocasiones, para ofrecer precios sobre distintos seguros, de los que muchas veces desconocen las garantías contratadas y sumas aseguradas; por lo que simplemente se comparan precios y luego, ante los siniestros, llegan los problemas que nos trasladan los clientes.

De por sí, ello ya sería una práctica denunciable. Pero eso no es lo peor. Estas malas prácticas han llegado hasta la emisión de pólizas sin consentimiento del propio cliente, que únicamente se encuentra varios cargos desconocidos en su cuenta, y ha de llamar a su sucursal para enterarse de que se han emitido en su nombre dos pólizas de seguro.

Esto son hechos reales, y han concluido con una sanción de 20.000 € tanto para CAIXABANK S.A. como otros 20.000 € para SEGURCAIXA ADESLAS S.A., por la vulneración de la Ley Orgánica de Protección de Datos, en sus artículos 6.1 y 11.1, y que ha sido impuesta por la Agencia Española de Protección de Datos.

Como miembros que somos del Colegio de Mediadores de Zaragoza, estamos muy orgullosos de la actividad desempeñada por el mismo, ya que esta sanción ha venido originada, primero, por la valentía del reclamante y, segundo, por la denuncia del abogado de nuestro Colegio Profesional, ante la mencionada Agencia (A.E.P.D.).

Ojalá pudiéramos decir que se trata de un caso aislado. Sin embargo, debe ser práctica frecuente, ya que en Zaragoza también se ha dado otro caso con sentencia firme, en este caso del Juzgado de Primera Instancia nº 21 de esta ciudad. Un cliente de IBERCAJA Banco S.A., C. J. P. dio orden a la entidad bancaria para devolver 2 recibos que se habían girado 3 días antes, de unos seguros que tenía suscritos con Caser. El banco decidió por su cuenta no atender la petición de su cliente, por lo que no se hizo efectiva esa devolución. Tal y como el Banco de España ha señalado, hay una importante vinculación en muchas ocasiones entre ciertas entidades financieras y alguna compañía de seguros, que provoca estos comportamientos; en este caso entre Ibercaja y Caser.
Lo que señala en su resolución el Banco de España es que todo apunte en una cuenta corriente ha de contar con la autorización del cliente; y que el banco ha de atender las peticiones del mismo en un plazo máximo de diez días hábiles, o justificar el motivo de su negativa, así como los medios que tiene el cliente para recurrir esa resolución. En el caso que nos compete, la entidad bancaria decidió por su cuenta domiciliar esos recibos en un nº de cuenta de ese cliente diferente a la del año anterior, sin su autorización y, además, desatendió la petición del mismo de devolver los recibos correspondientes.
Por ese motivo, el Banco de España ha considerado estos hechos contrarios a las buenas prácticas, y el Juzgado de Primera Instancia ha condenado a Ibercaja a devolverle esos importes junto con los intereses legales.

Por nuestra parte solo podemos señalar que todo lo que esté en nuestras manos trataremos de ayudar al cliente, y referenciar las malas prácticas a nuestro Colegio de Mediadores. Si quieres tratar estos temas con nosotros o quieres que revisemos las pólizas que tienes suscritas, llámanos o clica AQUÍ.

22-enero-2016|Noticias, Tramitaciones, Estudios y Asesoramiento, Particulares, Actualidad|