¿Cómo puedo asegurarme frente a un infarto?

Cada vez más, los padres y madres de familia se preocupan por garantizar el porvenir de sus seres queridos. La contratación de seguros de vida, por ese motivo, sigue en auge, principalmente debido a la cantidad ingente de enfermedades graves que, lamentablemente, sufrimos a nuestro alrededor. Hoy nos queremos centrar en el infarto de miocardio, y cómo anticiparnos al problema.

Los problemas cardíacos en ocasiones son “heredados” de nuestros familiares, o se pueden desarrollar con el paso del tiempo. En este sentido, en nuestra mano está, al menos, hacernos revisiones periódicas si conocemos esos antecedentes o tenemos cualquier tipo de molestia.

Soledad ante una mala noticia

Veamos de qué manera el mundo asegurador puede ofrecernos soluciones:

  • El seguro de salud: esta póliza pone a nuestra disposición una amplia red de especialistas, a los que podemos recurrir para llevar a cabo esas revisiones y pruebas diagnósticas. Eso sí, resulta imprescindible conocer que esta póliza únicamente se podrá suscribir antes de haber padecido cualquier tipo de problema (si se nos diagnostica un problema cardiaco antes de contratar el seguro, la compañía de seguros lo considerará una prexistencia, y no cubrirá nada relacionado con ese tema).
  • El seguro de accidentes: pretende garantizar un capital en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado. En principio, el infarto, al tratarse de una enfermedad, no tendría cobertura. Sin embargo, en la mayoría de compañías, se fija el mismo como una garantía opcional que sí permitiría cubrir esta contingencia.
  • El seguro de vida: esta sí que es la póliza que asegura que nuestros herederos reciban un dinero pase lo que nos pase (ya sea accidente o enfermedad). De esta forma, si fallecemos por un infarto, nuestros familiares recibirían el capital contratado en el seguro.
    Pero no solo eso, ahora ya existe una garantía que nos permite recibir ese capital no solo cuando fallecemos o nos quedamos inválidos; si no, por el simple hecho de sufrir ese ataque cardíaco, recibiríamos ese importe asegurado. Esta es la garantía de “enfermedades graves”, cada vez más solicitada por nuestros clientes.

Como vemos, son varias las formas que tenemos de prever esta situación, y los seguros nos brindan pólizas a medida de cada cliente.

Si quieres preguntarnos cualquier duda que te surja o, directamente, que te podamos ofrecer el seguro que más te interese al mejor precio, llámanos o clica AQUÍ.

30-agosto-2016|Noticias, Profesionales / Autónomos, Particulares, Actualidad|