Declaración de IRPF…¿te has planteado un plan de pensiones?

La época de realizar nuestra declaración de IRPF ya ha llegado, y nadie está contento al respecto. Los ciudadanos porque, lógicamente, les toca ver lo que están pagando de impuestos, que es una barbaridad; y los abogados y asesores fiscales porque están inundados en papeles… Por eso mismo, nos preguntamos: ¿qué podemos hacer para reducir nuestra factura fiscal? Hoy explicaremos la más común de todas o, al menos, la más simple: suscribir un plan de pensiones.

Nuestro IRPF recoge como elemento principal nuestros ingresos, ya provengan del trabajo, de alquileres, de rendimientos de activos financieros,… Lo que se conoce como Base imponible. Sobre esta base, luego se aplican las retenciones que ya se han hecho a lo largo del año, reducciones, posibles bonificaciones, etc.

La aportación al plan de pensiones para reducir la base imponible

¿Cómo desgrava el plan de pensiones? Muy fácil: toda aportación que hagas a un plan de pensiones, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre, se deduce en la declaración de esa base imponible.

Veamos un ejemplo para que lo podáis ver mejor:

  • Si mi base imponible son 40.000 €
  • En principio, debería pagar en impuestos cerca de 8.000 €, a un tipo medio del 20% de IRPF
  • Pero, si aporto al plan de pensiones, por ejemplo 5.000 €, mi factura fiscal se reduce a unos 6.000 € a pagar.
  • Es decir, ahorraríamos en impuestos casi 2.000 €, que podríamos destinar a otros fines: las vacaciones, por ejemplo.

¿Por qué ahorraríamos tanto en impuestos? Debido a que eliminamos esos 5.000 € de nuestra base imponible en el IRPF, y se quitan del tramo más alto, por lo que, además, no ahorramos solo ese 20% del tipo medio si no que, en algún caso, podría llegar a ser incluso de casi el 50%, al corresponderse a los tramos más altos.

El ahorro para mejorar la pensión de jubilación

¿Por qué es frecuente aportar a planes de pensiones?

Abrir un plan de pensiones es muy común en España, pero incluso más en Europa, donde es habitual tener un plan propio por ciudadano, además de otro en el que la empresa hace aportaciones para su empleado.

No solo consideramos beneficioso el hacerlo por reducir nuestros impuestos, sino también por las dificultades por las que pasa la Seguridad Social, y que os explicamos recientemente.

Sin embargo, antes de llevarlo a cabo, os aconsejamos buscar asesoramiento profesional. Principalmente, por los siguientes motivos:

  • Las aportaciones a un plan de pensiones tienen sus limitaciones (máximo 8.000 € al año, aparte de otros requisitos
  • Al mismo tiempo, no debemos elegir el primer plan de pensiones que nos presenten en el banco (aquí lo explicamos recientemente), y
  • El plan de pensiones no es un producto para todo el mundo

Si quieres que te ayudemos tanto a decidirte o no a suscribirlo, como a elegir el mejor plan de pensiones para ti, llámanos o escríbenos. Nuestro Departamento de Ahorro e Inversión te asesoraran sobre todo aquello que necesites saber.

14-junio-2016|Profesionales / Autónomos, Particulares, Actualidad, Inversión y Ahorro|