España es uno de los países de la U.E. con mayor Impuesto de Sucesiones

Como miembros que somos de la U.E., nos gusta compararnos con los otros países miembros. Respecto a impuestos, siempre tenemos la impresión de que pagamos más que nuestros vecinos… y en lo que respecta al Impuesto de Sucesiones no estamos equivocados. Veremos hasta qué punto y cómo lo solucionan muchos españoles.

El Impuesto de Sucesiones en Europa

La mitad de los países europeos ni siquiera aplican el impuesto a sus ciudadanos o es residual el mismo. Hablamos, por ejemplo de: Suecia o Eslovaquia (allí no existe), y de Italia, Portugal, Croacia o Polonia, donde apenas se recauda en concepto de sucesiones.

En cambio, sí que es muy gravoso el mismo en otros países, como:

  • Bélgica (0,7% del PIB)
  • Francia (0,5%)

Asimismo, Holanda y Bulgaria también recaudan más que España. Por detrás, les sigue países de la talla de Alemania, Luxemburgo, Finlandia o Reino Unido.

Impuesto de sucesiones en España

El Impuesto de Sucesiones en España

España tiene este tributo reconocido como estatal, aunque se delega a cada Comunidad Autónoma para que lo gestione y lo grave a sus residentes como más les convenga.
Como ya hemos señalado en más de una ocasión, esto genera tremendas desigualdades, haciendo que incluso haya ciudadanos que decidan residir en un territorio en función de las bonificaciones en este impuesto.

La recaudación en España lleva más de 20 años entre el 0,2% y el 0,3% del PIB

Lo cierto es que, en España, hay un movimiento social decidido a suprimir el impuesto. En mucho casos no está sucediendo como tal. Andalucía o Murcia son dos Comunidades que han conseguido una bonificación del 99% entre familiares directos de primer grado. Sin embargo, entre primos o tíos las sucesiones tienen una elevada factura fiscal, todavía.

En otras Comunidades, como Aragón, siguen sin este tipo de bonificaciones, lo que provoca unas desigualdades entre Autonomías muy elevadas. En este gráfico ofrecido que se publicaba en el CincoDías, se reflejan perfectamente estas diferencias:

Tributacion Impuesto de Sucesiones

¿Hay soluciones para poder pagar el impuesto?

Como vemos, este tributo es un problema, especialmente en patrimonios medios y altos, en los que las cuantías para poder heredar de nuestros padres, tíos o abuelos, son muy elevadas.

Por este motivo, desde hace ya muchos años, el seguro de vida se contrata como una forma de sufragar el Impuesto de Sucesiones. Si, pongamos por caso, tenemos que pagar 30.000 € de impuesto, y tenemos que vender nuestro coche o solicitar un préstamo para poder pagarlo, es un serio problema.
Mucho mayor si esa factura fiscal se sitúa por encima de los 100.000 euros, que hay casos.

El seguro de vida logra que los beneficiarios del fallecido dispongan del efectivo suficiente para paliar este problema; llegando incluso a adelantar el dinero para hacer una liquidación parcial del impuesto, recibir el dinero del seguro de vida, y con ello abonar sin problema la cuota del Impuesto de Sucesiones.

Si te preguntas cuánto tendrían que pagar tus familiares o tú mismo, consúltanos y te ayudaremos a calcularlo, para que puedas saber cómo contratar el seguro de vida que necesitas.

7-marzo-2018|Particulares|