España fracasa en educación financiera (informe PISA)

“¿Necesito hacerme un seguro?”, “¿cuándo he de contratarlo?”, “¿qué coberturas me resultan más necesarias?”, “¿el precio es el adecuado?”… Todas estas preguntas, sin duda, nos las vamos a plantear en algún momento. Veremos como España no aprueba en lo que a finanzas se refiere

Antecedentes: de ayer a hoy…El gran cambio

Para poner en contexto estos conceptos de “educación aseguradora” y “educación financiera”, debemos entender cómo ha evolucionado en las últimas décadas la formación en nuestro país.
Hasta bien entrado el siglo XX la cultura aseguradora en España era mínima. Debido en gran parte a los acontecimientos históricos sufridos (Guerra Civil y posterior régimen franquista), en comparación con otras zonas de Europa.

El sector asegurador fue creciendo y profesionalizándose gradualmente a lo largo del siglo, y fue particularmente relevante la entrada de España en la U.E. en la década de los 80. Desde entonces hasta nuestros días, el conocimiento de la sociedad en materia aseguradora y financiera han evolucionado de manera notable.

Cómo saber de finanzas

El informe PISA y las malas noticias

Pese a esta evolución favorable que mencionábamos, aun queda un largo camino por delante.
El último informe PISA, lo pone de manifiesto. Anualmente, en los países de la OCDE, se elabora un informe que evalúa el rendimiento en las aulas de los estudiantes. Una de las cuestiones que se miden es el conocimiento y la educación financiera. Los datos no son buenos, ya que recoge que en España sólo 1 de cada 4 adolescentes alcanzan un nivel básico de formación financiera.

Ello, por supuesto, no solo afecta al seguro y a entender qué nos cubre un seguro y qué no. Si no que también dificulta: la elección de una hipoteca, tomar decisiones sobre nuestro ahorro personal, hasta qué importe puedo endeudarme, cuánto debería gastar en mis vacaciones y cuánto no, en función de mis ingresos, etc.

Los “asesores de confianza” se vuelven importantes

Este titular no es más que una consecuencia de lo anterior. Si España es un país donde la cultura financiera está por debajo de la media europea (así lo corrobora el Global Financial Literacy Survey elaborado por Standard&Poors), es conveniente ayudarse por profesionales en materias financieras.

Hablamos, por ejemplo, de nuestro asesor fiscal (que nos ayuda a elaborar la renta cuando reviste cierta complicación), o de nuestro asesor en seguros (la figura del “corredor de seguros”, que nos ayuda a comprender qué pólizas se adaptan mejor a nuestras necesidades).
Si quieres que te ayudemos a optar a los mejores seguros para ti, contacta con nosotros. En un momento, compara tus pólizas en las principales compañías de seguros de España.

Como parte de esa educación financiera, es importante saber cómo empezar a ahorrar. Hace unas semanas preparamos este artículo para ayudar a los desconocedores de estos temas.

15-diciembre-2017|Inversión y Ahorro|