Estudios reflejan una recuperación de nuestra capacidad de ahorro

Recientemente, Rastreator publicó un informe en el que se analizan las pautas de consumo y ahorro de los españoles. De él podemos extraer varias conclusiones muy útiles. Veremos un optimismo conservador entre los ciudadanos, en relación con la situación y perspectivas económicas, y el ahorro en las familias.

Los datos que hablan de la mejora en ahorro

Este estudio compara los datos del año 2016 con los del anterior, el 2015 y, a grandes rasgos, podemos señalar lo siguiente (que luego desarrollaremos):

  1. Existe una leve mejoría en la situación económica actual de las familias españolas respecto a la de hace un año. No obstante, la mayoría señala que no es “ni buena, ni mala”.
  2. Un 72,6% de los españoles consiguen ahorrar (lo cual supone una mejora de casi un 6%). Aunque veremos que no todo se debe a esa mejoría en la coyuntura económica familiar.
  3. Casi el 63% de los ahorradores creen que no es suficiente.
  4. Hay una desigualdad en la capacidad de ahorro según el sexo y la edad

Mejora la capacidad de ahorro

Causas que justifican el incremento del ahorro

Si decíamos que se había incrementado el volumen de españoles que consiguen ahorrar, esto se debe a dos motivos:

  • Una mayor capacidad ecª (que se torna en más ahorro y más consumo)
  • La incertidumbre en lo que el futuro nos depara: muchos ahorran para hacer frente a hipotéticos imprevistos que pueden llegar.

Los españoles consideran que su ahorro es insuficiente. Esto es porque, respecto a sus ingresos, la media de lo que ahorramos se encuentra cerca del 16% de nuestros ingresos (dedicando algo menos del 60% a los gastos corrientes).
Aquí os dejamos las cifras de cuánto es capaz de ahorrar el español medio, en varios tramos:

Gráfica sobre el ahorro mensual

Como hemos señalado, lo que es posible ahorrar para un hombre y para una mujer, no es lo mismo. Estos son los datos:

  • Las mujeres que no pueden ahorrar llegan a rozar el 33% de ellas. Los hombres son en torno al 22% únicamente.
  • Los más jóvenes que no pueden ahorrar son “los menos” (algo más del 16%). Más adelante se complica más (cerca del 40% en el tramo de 45 a 55 años y el 33% para los mayores de 55).

Ciertamente, no son datos de los que podamos estar orgullosos, pero debemos quedarnos con la parte positiva. La tendencia es buena. Ahora, lo que debemos conseguir es, como comentábamos recientemente, evitar tener el dinero en cuenta e invertirlo para obtener rentabilidad.

Para todos aquellos que tengan capacidad de ahorrar, pero que dejan su dinero parado en la cuenta corriente, nuestro Departamento de Ahorro os puede ayudar. Tenemos el producto que mejor se adapta a vuestra situación.  Debemos evitar perder poder adquisitivo, ya que estamos de nuevo volviendo a una época de inflación. Ponte en contacto con nosotros, y encuentra el apoyo que necesitas.

31-marzo-2017|Particulares, Actualidad, Inversión y Ahorro|