La cerrajería urgente y los problemas con mi seguro de hogar

Ciertas cuestiones suelen ser problemáticas en el seguro de hogar. Habrá personas que opinen que todas, en el otro extremos estamos los profesionales del sector; pero lo que sí es cierto es que no podemos negar la realidad, y afirmar que nunca hay problemas. Precisamente para prevenirlos, escribimos este post. Veremos cómo no tener problemas con asuntos relacionados con la cerraja de nuestro domicilio.

La compañía de seguros pone a nuestra disposición un teléfono de “asistencia”. La esencia de ese servicio es el ofrecerle a sus asegurados un teléfono único donde puede encontrar los distintos gremios que le pueden ayudar con sus problemas en el hogar; la amplia mayoría de ellos a cargo del propio seguro, otros en los que será el propio cliente quien tenga que abonarlo cuando no esté cubierto en póliza.

Los asuntos de cerrajería como la apertura de puerta, extravío de llaves, forzamiento de la misma, etc. PUEDEN ser problemáticos si, en vez de llamar a ese teléfono de asistencia o a tu corredor de seguros, llamas a una cerrajería de forma particular, quien te extiende una factura y tu luego quieres que la compañía la abone íntegramente.

Si os fijáis, hemos dicho “puede”, porque si en vez de hacerlo de esa manera, llamamos a ese teléfono de asistencia, veremos qué diferencias hay:

  1. El importe de esa factura, al hacerlo a través de la compañía, es probable que sea inferior a la mitad, para empezar. El motivo es muy sencillo: la compañía encarga miles de servicio al año a una empresa de cerrajería por lo que se acuerdan precios mucho más baratos.
  2. Si tiene cobertura en póliza, no tendremos que hacer frente a ningún pago (aunque luego nos reembolsara la compañía), lo cual siempre es más cómodo.
  3. Evitaremos que la compañía ponga problemas en el reembolso, por los posibles sublímites que pueda haber en el seguro. Por ejemplo: sublímite de 100 € para reembolsos de apertura de puerta, cuando el cliente presenta una factura de 200 €.

No lo dudéis, llamad siempre que tengáis un problema con vuestra puerta al mediador de vuestra póliza o, si es en fin de semana, al teléfono de asistencia de la compañía.

Siempre es un buen consejo, por estas cuestiones, guardar en nuestro móvil el teléfono de asistencia de nuestra compañía de seguros.

Si quieres que gestionemos tus pólizas para evitar problemas de este estilo, llámanos o clica AQUÍ. Ponte en buenas manos.

23-agosto-2016|Noticias, Estudios y Asesoramiento, Particulares|