La tecnología en la mediación de seguros del siglo XXI

La tecnología y los avances informáticos están cada vez más y mejor implantados en el sector industrial y de servicios en España. Lo que comienza con las grandes corporaciones, poco a poco pasa al tejido empresarial más modesto, y las PYMES avanzamos en esa dirección. El sector de la mediación de seguros, donde nos encontramos las Corredurías de Seguros, sigue esta misma línea, y estamos invirtiendo nuestros recursos en software de gestión y mejores equipos informáticos, para reducir la carga administrativa y poder prestar un mejor servicio al cliente. En esta entrada explicamos en qué consisten estos avances.

Efectivamente, el presupuesto TIC, es decir, el dedicado a la tecnología, progresivamente se incrementa, ya que está demostrado que la inversión en estas partidas tienen un buen retorno para la empresa. Las Corredurías de Seguros, con esta inversión, buscan lo siguiente:

  • Mejorar la conectividad con las compañías, simplificando al máximo la relación con las mismas, de tal manera que:
    • Tras la emisión de la póliza, podamos mandar al cliente la póliza con carácter inmediato, sin necesidad de esperar a que le llegue por correo ordinario
    • La comunicación del siniestro a la compañía pueda ser vía web, y no tener que llamar a un 902, lo que supone mayor coste y tiempo
    • Cotización simultánea en varias compañías, metiendo los datos solo una vez, y no una a una, en cada aseguradora
  • Mejorar la comunicación con el cliente: gracias a Internet y las redes sociales, el cliente tiene disponibles múltiples canales de comunicación con la Correduría, ya no solo un teléfono que puede comunicar en el momento más inoportuno. Por ejemplo: vía mail, redes sociales, chats en la web,…puede ponerse en contacto con nosotros. Así como solicitarnos presupuestos desde la propia página web.
  • Mejorar su visibilidad a través de Internet: ya sea con una nueva web corporativa, y la compatibilidad de la misma con el formato para móviles, la creación de perfiles en las redes sociales o mejorando el posicionamiento en Google. Todo ello con la finalidad de mostrar mejor el valor añadido que aporta una Correduría y hacerlo más accesible al cliente final.

Gracias a estos avances tecnológicos, se puede seguir prestando un servicio esencial para el asegurado, imposible de reemplazar por cotizaciones vía internet que únicamente comparan el precio, y no nos asesoran personalmente: ni en la contratación de la póliza, pero sobre todo no nos ayudan ante el siniestro. De esta forma, se están liberando recursos en tareas administrativas, pudiendo mejorar la formación del personal, la atención al cliente y, por supuesto, la calidad del servicio que se ofrece.

Si quieres ser atendido por una Correduría de Seguros de primer nivel, en Joaquín Moné Foz tienes la solución. Llámanos o clica AQUÍ.