C/ Coso 33, 50003 Zaragoza
976 23 86 18

Las 2 principales diferencias entre el plan de pensiones y el PPA 

Los planes de pensiones nos permiten desgravar las aportaciones en nuestra declaración de IRPF. Hoy veremos lo que diferencia al PPA y al PPI, o lo que es lo mismo, el Plan de Previsión Asegurado y el Plan de Pensiones Individualizado.

Similitudes entre PPI y PPA

Antes de entrar en las diferencias, preferimos hablar de sus similitudes. Son, ambos, mecanismos de ahorro cuya principal ventaja fiscal es que nos deduciremos de la Base Imponible del IRPF lo que aportemos. 

En este sentido, su limitación anual es igual: el 30% de nuestros rendimientos, máximo 8.000 euros al año.

Ambos nos benefician al aportar y, al rescatar ese dinero cuando nos jubilemos o en el momento de la contingencia oportuna, nos tocará tributar por todo lo que recuperemos.

Diferencia entre PPA y PPI

Las diferencias entre ambos

Pasemos a las claves que llevan a mucha gente a preferir al PPA sobre el PPI, especialmente cuando se acercan a la jubilación:

El PPA garantiza las aportaciones realizadas, lo que no hace el PPI

Al PPA se le suele denominar comúnmente como “Plan de Pensiones Garantizado”, por este motivo. Lo importante y, que es imprescindible saber, es que esa garantía tiene lugar cuando se da alguna de las contingencias  cubiertas por la póliza (fallecimiento, jubilación, paro de larga duración…).

Es decir, si aportamos 5.000 euros en un PPA para luego movilizarlo al año siguiente a un PPI, la garantía no tendrá lugar, y se valorará al precio de mercado que corresponda. Esto es importante saberlo.

Por ello, muchas veces se recomienda aportar al PPI cuando se es joven y, cuando nos acercamos a la edad de jubilación, traspasar al PPA y consolidar el beneficio generado con el paso de los años.

El PPI ofrece más rentabilidad potencial que la de un PPA

El plan de pensiones permite ir desde la renta fija, pasando por la renta mixta hasta un plan de renta variable 100% (yendo de más conservador a más atrevido). Junto al riesgo va asociada de forma directamente proporcional, más rentabilidad potencial: a más riesgo más rentabilidad potencial.

Donde un plan de renta variable ha podido dar hasta un 50% de rentabilidad un año (yendo casi al límite del tope de beneficios) y, junto a ello, ha podido dar un 50% de pérdidas en un año muy malo, el PPA nos va a dar una rentabilidad muy ligada a los tipos de interés. Hoy en día, lo máximo que nos puede dar un PPA estará en torno al 2%, difícil o raro que pueda subir mucho más que esto.

Por esto, se suele asociar el PPA a perfiles más conservadores: que quieren minimizar riesgo, sabiendo de antemano la rentabilidad potencial que obtendrán por sus aportaciones.

¿Por qué contratar un plan de pensiones?
Vistas las diferencias entre uno y otro, también podemos hablar de la importancia de suscribirlo:

  • Nos permitirá disfrutar de una jubilación mejor
  • Disfrutaremos de una fiscalidad favorable mientras aportemos
  • Su rentabilidad potencial es muy positiva
  • Disfrutaremos de regalos por nuestras aportaciones

Y, si a alguien le queda la duda, son compatibles el PPA y el PPI, por lo que podemos aportar a ambos, siempre que respetemos el límite conjunto que hemos señalado al principio.

Si quieres conocer cuáles son los mejores planes de pensiones, nuestro Departamento de Ahorro e Inversión hace anualmente un análisis sobre cuáles favorecen más a nuestros clientes. Ya seas conservador o atrevido, tenemos el plan de pensiones que te encaja. Compruébalo.

Puntuación del artículo
[Total: 6 Media: 4.8]

Artículos relacionados