Las cuatro reglas esenciales para contratar mi seguro de salud

El aluvión de compañías y ofertas existentes en el mercado de seguros médicos, hace necesario analizarlo con detenimiento. Como se suele decir, “separar el grano de la paja”; ya que, entre esas propuestas, hay algunas que debemos descartar, por no ajustarse a lo que necesitamos.

Ya hemos hecho varias entradas, hablando de pólizas que mejor se ajustan a personas jóvenes, por ejemplo. En la de hoy, veremos una serie de pautas que puede seguir cualquiera que vaya a suscribir una póliza de asistencia sanitaria.

Consejos para contratar el mejor seguro de salud

Qué garantías necesitamos

La tipología de seguros médicos es muy extensa. Nos encontramos con pólizas que pueden cubrir:

  • únicamente visita a especialistas,
  • con coberturas completas (incluyendo intervenciones y hospitalizaciones) pero pudiendo escoger solo entre los médicos de compañía o, incluso,
  • pólizas de reembolso, que permiten elegir cualquier especialista.

Por este motivo, más que escuchar las mejores promociones, es mejor informarse sobre qué tipología nos interesa, para ya empezar a decidir qué compañía nos conviene más.

El seguro de salud ofrece muy buenos hospitales

Tiene o no periodo de carencia

El periodo de carencia es el tiempo en el que ciertas garantías de la póliza, pese a haberse emitido, todavía no han entrado en vigor. Esto pasa por dos motivos:

  1. Es la primera vez que contratamos una póliza médica
  2. Nos hemos cambiado de compañía de salud recientemente

Es importante ser consciente de esto último, ya que hay una frase muy típica que se suele decir al recibir ofertas: “como ya tienes seguro, se eliminan los periodos de carencia”. CUIDADO: se suelen eliminar todos, salvo el de parto, que en la mayoría de casos no se puede quitar.

Nosotros contamos con pólizas colectivas que eliminan los periodos de carencia, incluso para clientes que nunca han tenido seguro de salud.

Póliza con copagos o sin copagos

Ya hicimos una entrada del blog, exclusivamente para hablar de cuándo compensa tener copagos en el seguro médicoEs muy importante saber si nuestra póliza tiene o no, ya que nuestra factura de gastos sanitarios puede subir notablemente si acudimos con frecuencia al médico y desconocemos que nuestra póliza es con copagos.

Revisar el cuadro médico de la compañía

Cada vez es más frecuente que los especialistas de los cuadros médicos roten más. Por eso es importante que, si estamos interesados en algún médico en concreto, revisemos si se encuentra en la compañía donde queramos tener nuestro seguro de salud.

Contratar el seguro de salud con una Correduría

Es habitual que las Corredurías de seguros dispongan de tarifas colectivas, que suelen ofrecer ventajas sobre las pólizas individuales:

  • Periodos sin carencia
  • Precios más económicos
  • Menos subidas de tarifa por cambios en el tramo de edad (subidas imprevistas por cumplir 50 años, por ejemplo)

Si quieres disfrutar de las ventajas de suscribir tu seguro de salud con nuestra Correduría, llámanos o escríbenos. Desde hoy, ponte en buenas manos.