C/ Coso 33, 50003 Zaragoza
976 23 86 18

Los 4 seguros de construcción a tener en cuenta en una obra

Ante una promoción inmobiliaria o reforma, por grande o pequeña que sea, existen varios seguros de construcción en funcionamiento. Hoy queremos hablar de los principales, para evitar posibles confusiones entre ellos.

Seguros de Responsabilidad Civil en construcción

Ante una obra, hay muchas personas involucradas en la misma: desde arquitectos, constructor, promotor,… Todos ellos deben tener su responsabilidad civil cubierta para evitar problemas a futuro.
Este seguro nos protege de daños que se causen a terceros de una forma involuntaria, por supuesto.

Ejemplos:

  • El arquitecto responderá de un error de diseño.
  • El constructor, si durante la obra causa daños por ejemplo a un miembro de otra contrata, deberá responder.
  • El promotor, si en la obra se causan daños a terceros, también es responsable.

Estas figuras en ocasiones “se mezclan”, al actuar de forma coordinada. Por ejemplo, el promotor subcontrata la construcción, por lo que debe responder de los daños que cause el constructor frente a sus clientes, los compradores. Una forma de protegerse puede ser incluyéndose como “asegurado adicional” en la póliza del constructor.

Seguro Todo Riesgo Construcción

Este es un seguro también muy importante, ya que protege la obra que se está llevando a cabo. Una peculiaridad de los seguros de responsabilidad civil es que cubren los daños a terceros, pero no el bien sobre el que se está trabajando.
Esta es una exclusión que, aunque desconocida, es muy relevante ante un siniestro.

Ejemplo: si en una construcción estoy instalando un cerramiento acristalado, que se me cae al suelo y se rompe, no me lo cubre el seguro de Responsabilidad civil. Es un daño propio, ya que esos bienes están en mi poder y bajo mi custodia.

Esta póliza del todo riesgo permitirá cubrir el coste de la propia obra que se está haciendo, por fallos propios o cuestiones impredecibles: un incendio, un robo, viento, pedrisco, helada…

Seguro decenal

Obligatorio en promociones destinadas a la venta de viviendas. No obstante, también se puede contratar y se hace en oficinas, centros comerciales, polideportivos, naves industriales…
Quien debe y quiere hacer este seguro es el promotor de la construcción.

Garantiza los derechos del usuario por posibles daños materiales que surjan en la edificación… Su cobertura más básica hace referencia a daños estructurales que comprometan la estabilidad de lo construido.

La duración del seguro decenal es de 10 años para la cobertura principal.

No obstante, también hay coberturas opcionales tales como: cuestiones de impermeabilización, bienes prexistentes, instalaciones…

Su peculiaridad es que se suele exigir OCT (“Organismo de Control Técnico”) para supervisar que la obra se ejecuta conforme a unos requisitos de calidad mínimos.

Seguro de accidentes de convenio para construcción

Habitualmente, la mayoría de convenios sectoriales de la construcción obligan a un seguro de accidentes que protejan a los trabajadores de estas empresas.

Al exigirlo el convenio, en caso de sufrir un accidente, la indemnización será un derecho para el trabajador de la empresa. Entonces, lo deberá abonar ésta, si no ha externalizado ese riesgo a través del seguro. Hablamos de importes habitualmente superiores a 30.000 €.

Podríamos hablar de tantos otros que son importantes, tales como:

  • los seguros de avería de maquinaria,
  • el seguro de caución como alternativa al aval bancario…

Si deseas ayuda en la gestión de los seguros antes y durante una construcción, desde Moné Seguros tendrás el asesoramiento que necesitas. Te facilitaremos esta labor desde el estudio de las pólizas, negociación con las compañías y gestión de siniestros. Contacta con nosotros y preocúpate solo de tu negocio.

Puntuación del artículo
[Total: 2 Media: 5]