Pierde el derecho a la indemnización por mentir en el seguro de vida

En octubre de 2017, el Tribunal Supremo desestimó un recurso presentado por un asegurado de un seguro de vida, que reclamaba 62.000 € por una invalidez ¿El motivo? No decir la verdad en el cuestionario de salud al contratar el seguro. Hoy explicaremos las claves para que nunca nos pueda pasar esto

El caso de Don Cayetano y su seguro de vida en Zurich

En 2005 su empresa le ofrece contratar un seguro de vida, con garantías de fallecimiento e invalidez. Al parecer, desde 2003 padecía una enfermedad en su pierna izquierda: “paresia espástica neurológica”, por la que recibía medicación.

Sin embargo, en el cuestionario de salud, a la pregunta “¿padece o ha padecido algún tipo de enfermedad o accidente que le haya dejado alguna secuela o que necesite de algún tratamiento médico, régimen o intervención jurídica?”, dijo NO.
En cambio, unos días antes de contratar el seguro de vida, en el reconocimiento médico de la empresa sí admitió este problema.

Cuando en 2008 se coge la baja por este motivo y en 2009 le reconoce la Seguridad Social una invalidez permanente absoluta, Zurich no le paga la indemnización por lo que hemos comentado.

Se demanda a la compañía, y se gana el caso en 1ª instancia. No obstante, la Audiencia Provincial estima el recurso de apelación de la aseguradora, y el Tribunal Supremo así lo ha confirmado, tras el recurso de casación de D. Cayetano.

Seguro de vida e invalidez

¿Por qué las compañías pueden denegarnos el pago de seguro de vida?

Ya explicamos con detalle cómo responder al seguro de vida en su cuestionario. Lógicamente, no se debe mentir, especialmente con cuestiones graves y con secuelas, como es el caso.
En este caso, le ha delatado al asegurado su capacidad para recordar la enfermedad en el reconocimiento médico de su empresa, pero no ante la pregunta de la compañía de seguros.

Lo que puede denegar la cobertura es el conocimiento de que estás mintiendo, el dolo. Una cosa es que puedas tener una enfermedad de la que desconozcas el diagnóstico, porque no te has mirado nunca o porque solo tienes una leve molestia; y otra cosa es tener un diagnóstico y una medicación recetada y consumida. Esto es lo que puede provocar que la compañía no asuma el pago.

Existen varias formas de contratar un seguro de vida sin cuestionario médico, especialmente cuando lo contratan empresas, o por acuerdos especiales entre Correduría y Compañía.

Si quieres evitar problemas con tu póliza, contacta con nosotros y te ofreceremos contratar seguro de vida que mejor se adapte a tus necesidades, con el mejor precio.

24-noviembre-2017|Particulares|