C/ Coso 33, 50003 Zaragoza
976 23 86 18

¿Puedo mentir en el cuestionario de un seguro de salud o vida?

Para contratar un seguro de salud, o un seguro de vida o de baja laboral, debe rellenarse un cuestionario médico. En cada compañía estas preguntas son diferentes ya que, quien las formula, es el departamento de asesoría jurídica de cada una. Con frecuencia surge la pregunta de: “¿esto lo pongo?”. Vamos a hablar de ello.

¿En qué se fijan las compañías de seguros?

Las compañías de seguros se han puesto muy serias en lo que a cuestionarios médicos se refiere. Donde antiguamente había “manga ancha” para muchos temas, por numerosos problemas con el fraude a las aseguradoras y por la mejora en sus auditorías internas y externas, se han endurecido estos requisitos, se han alargado los cuestionarios y se ha incrementado el presupuesto en personal médico que valora los mismos.

La respuesta lógica a la pregunta del título es “NO”. Sin embargo, hay que tener claro también, que no se trata tampoco de reflejar cuestiones irrelevantes, o de responder preguntas que no se plantean de forma expresa. En la mayoría de cuestionarios, se pregunta por enfermedades “diagnosticadas”. Esto significa, por ejemplo, que si tenemos una leve molestia en el tobillo y no tenemos ninguna prueba concertada en un futuro próximo, salvo preguntas explícitas que cuestionen eso mismo, no tendría por qué declararse.

Diferente es aquella persona que tiene problemas de: diabetes, o cuestiones de inmunodeficiencia, en general, enfermedades diagnosticadas o cirugías recientes. Todo ello debe aparecer en el cuestionario.

No mentir en seguros de vida

¿Por qué declarar todo en el cuestionario?

Esto lo hemos hablado con responsables médicos de muchas compañías de seguros. En las pólizas de salud, para ciertas pruebas diagnósticas, para todas las cirugías y otras cuestiones, además del volante del especialista, necesitamos tener autorización de la compañía.

Si acabamos de emitir nuestra póliza y, en menos de un año o de dos años, nos tienen que operar, la compañía hablará con el especialista que ha aconsejado esa operación, para preguntarle por los antecedentes del paciente.

Si se detecta falta de veracidad en las declaraciones del cuestionario médico, la compañía no asumirá esa operación y podría tener dos consecuencias para nosotros:

  1. Imponer una exclusión en el seguro, respecto a esa dolencia.
  2. Directamente, en función de la gravedad de lo no declarado, anular la póliza.

Con mayor gravedad, si nos referimos a un seguro de vida. Si estamos cubriendo un capital en caso de fallecimiento o invalidez y, de repente sucede una de esas contingencias, la compañía únicamente pagará si, tras conocer el motivo de lo ocurrido y cotejar el cuestionario, detecta que todo fue veraz y sin ocultamiento de ningún antecedente médico. Si no, los problemas pueden ser muy serios, llegando incluso no solo a pagar tarde, si no a no pagar nada en absoluto.

Nuestra recomendación

Ser sinceros en el cuestionario y, después, dejar que sea la Correduría la que negocie con la compañía para evitar las exclusiones, ya que tiene mayor poder de presión sobre ellas.

Si quieres una Correduría con un trato cercano a las compañías de seguros, para evitar problemas futuros,contacta con nosotros, y disfruta de muchas ventajas en tus pólizas. Si deseas saber más del seguro de vida o el seguro de salud, te dejamos unos enlaces.

Puntuación del artículo
[Total: 20 Media: 2.6]

Artículos relacionados