¿Qué consecuencias tendría la independencia Cataluña sobre mis ahorros?

Están siendo días de extrema volatilidad en todo lo referido a Cataluña, su posible independencia. Esa inseguridad se refleja en lo social y en lo económico. Vamos a hablar de este último punto, en concreto, lo que supondría para las personas que tienen sus ahorros en bancos con sede en Cataluña.

La Declaración Unilateral de Independencia y sus efectos

Debemos ser conscientes de que esa Declaración que pudiera comunicar el Govern catalán de forma unilateral no llegaría a tener efectos válidos de no contar con un reconocimiento nacional e internacional.

De hecho, son muy pocas las Constituciones en todo el mundo que reconocen el derecho de secesión. Únicamente existe en el derecho internacional el principio de “libre determinación”, pero se aplica exclusivamente a pueblos que en algún momento fueran colonizados.

De cualquier manera, suponiendo que llegaran a esa independencia queda claro que Cataluña no formaría parte de la Unión Europea. Así lo estableció la Comisión Europea (órgano legislativo de la UE) en 2013: “si un territorio de la UE se independiza de un Estado miembro, dejará de formar parte también de la UE“.

El ahorro seguro

Entonces, ¿no se beneficiarían los bancos catalanes del Fondo de Garantía de Depósitos?

Como decimos, una independencia real de Cataluña (no unilateral), supondría la salida automática de ese territorio de la Unión Europea y, por tanto, del euro. Con ello, perderían los bancos catalanes la supervisión del Banco de España y del Banco Central Europeo, así como su protección.

Respecto al Fondo de Garantía de Depósitos, su página web indica literalmente: “las entidades de crédito españolas pertenecerán con carácter obligatorio al FGD”. Esto significa que, con la secesión de Cataluña, los bancos con sede allí dejarán de contar con el respaldo de 100.000 euros por persona y entidad que existe en España a día de hoy.

El riesgo real que tienen los bancos con sede en Cataluña es el de fuga de depósitos. Sucedió recientemente con el Banco Popular el pasado junio. Eso precipitó su venta al Banco Santander.

De ahí que el Banco Sabadell ya haya decidido instalar su sede en Alicante y Caixabank esté planeado un movimiento igual de “drástico“; de la misma forma que muchas otras empresas, ya sean PYMES o multinacionales, están instalándose en territorios que les den garantías legales y jurídicas.

Desde Seguros Moné siempre aconsejamos a nuestros clientes que diversifiquen el riesgo y eviten exponerse al mismo más de la cuenta. Si tenéis dudas acerca de vuestro caso, nuestro Departamento de ahorro e inversión os asesorará gratuitamente sobre cualquier duda que podáis tener.

Ya hablábamos hace unos meses sobre cómo invertir ante la incertidumbre de los mercados.

6-octubre-2017|Inversión y Ahorro|