¿Qué cubre un seguro de responsabilidad civil para abogados?

Como Correduría de Seguros especializada en pólizas para abogados, conocemos bien sus siniestros de responsabilidad civil. Vamos a recoger un resumen de la casuística y tipologías de expedientes que tramitamos y las garantías más esenciales en estos seguros.

Reclamaciones más frecuentes y ramas del derecho más conflictivas

La relación entre abogado-cliente depende mucho del tipo de trabajo encargado al letrado, ya que hay ocasiones en las que hablamos de un contrato de obra y otras que es un contrato de arrendamiento de servicios.

Lo cierto es que, de una forma o de otra, el cliente es cada vez más exigente, por lo que la frecuencia en las reclamaciones se ha visto incrementada de forma muy notable en la última década. Donde antes muchos conflictos se resolvían de forma amistosa, a día de hoy no es tan extraño que los abogados en algún momento hayan tenido que “dar un parte” a la compañía de seguros.

Si tuviéramos que relacionar cuáles son las ramas del derecho que más siniestralidad conllevan a una compañía, serían:

  1. Derecho fiscal o tributario: sin duda en el puesto número 1. Esto no es culpa de los abogados que, de repente, “son” despistados. Es un problema de legislación, en continuo cambio; generando una incerteza jurídica que ocasiona sanciones y resoluciones imprevistas, además de ser muy elevadas.
  2. Derecho laboral: los plazos, en la rama laboral, suelen conllevar grandes pérdidas para un cliente si no los respetamos. Se sitúan como otro puntal de siniestralidad para las aseguradoras.
  3. Derecho mercantil: más concretamente, la administración concursal ha ocasionado siniestros ya no frecuentes, pero sí de elevada cuantía.

Seguros para despachos de abogados

Principales garantías del seguro de RC del abogado

Veamos cuáles son las garantías imprescindibles en un seguro de responsabilidad civil de un abogado:

  • RC Profesional: cobertura que asumirá las posibles indemnizaciones que se generen en contra del asegurado por una acción (trabajo realizado negligentemente) u omisión (por ejemplo, que fine un plazo sin haber presentado demanda o no acudir al juicio). Es la garantía esencial para el abogado.
  • Defensa jurídica: también muy importante, ya que los gastos de determinados procedimientos judiciales pueden ser elevados.
  • LOPD: cubrir posibles sanciones y reclamaciones por cuestiones de protección de datos, es cada vez más demandada por los clientes.
  • Garantías opcionales: normalmente, los Colegios profesionales conciertan un acuerdo colectivo con una compañía para ofrecer tarifas especiales para los colegiados. Sin embargo, también pueden tener que adaptar algo la póliza algún letrado con necesidades específicas:
    • Sumas aseguradas más elevadas: a través de la contratación de lo que se conoce como “segundas capas”
    • “Adaptación concursal”: los abogados que llevan a cabo administración de concursos de acreedores, suelen tener que adaptar su póliza para que cubra esta actividad.

Abogados que constituyen sociedades profesionales

Por último, comentar que muchos letrados constituyen sociedades a través de las que llevan a cabo su actividad profesional. Especialmente, cuando se alcanza un determinado volumen de trabajo, por cuestiones de imagen y fiscalidad, ya puede resultar interesante crear una sociedad.

A nivel asegurador, esto tiene sus consecuencias. Recientemente hablábamos con detalle de este asunto, en esta entrada que recogía la información esencial de las sociedades abogados y seguro de responsabilidad civil.
Digamos que la Ley 2/2007 es clara al respecto, y de no tenerlo puede haber serios problemas para dar cobertura a una negligencia profesional.

Si quieres proteger tu patrimonio frente a posibles reclamaciones que procedan de tu actividad profesional, contamos con los seguros para abogados de las compañías aseguradoras más especialistas del mercado español.

28-julio-2017|Empresas, Profesionales / Autónomos, Estudios y Asesoramiento|