C/ Coso 33, 50003 Zaragoza
976 23 86 18

¿Quién es el beneficiario en un seguro de vida?

Al contratar un seguro de vida, buscamos garantizar que se pague un capital en función de la contingencia o la garantía que actúe. Hablamos de: fallecimiento, invalidez, enfermedad grave… Hoy explicaremos quién es el beneficiario de ese dinero procedente del seguro de vida.

Garantías cubiertas por el seguro de vida

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, y de forma muy breve, esto se cubre por el seguro (son las garantías que se pueden elegir, no están siempre contempladas):

  1. Fallecimiento por cualquier causa (enfermedad o accidente)
  2. Invalidez permanente
    1. Absoluta: que inhabilita para desempeñar ningún tipo de profesión
    2. Total: es más específica, ya que únicamente nos impide trabajar en nuestra profesión habitual (es frecuente en médicos, fontaneros,…).
  3. Enfermedad grave: menos frecuente, pero en crecimiento, ante la cantidad de casos de cáncer, ictus e infartos que existen a nuestro alrededor.

El seguro de vida en Zaragoza

Quién recibe la indemnización en todos estos casos

La ventaja de un seguro de vida es que la compañía nos permite total libertad a la hora de designar a quién queremos que vaya destinado la suma que tengamos asegurada.

De esta forma, si no escribimos nada específico, por defecto en las pólizas se paga:

  • En caso de fallecimiento: o bien a los herederos legales o bien cónyuge e hijos a partes iguales
  • En caso de invalidez o enfermedad grave: se destina el dinero al propio asegurado

Pero, como decimos, el tomador de la póliza puede designar expresamente al beneficiario que sea: hijos, novio o novia, amigo concreto, padres…

No perdamos de vista la fiscalidad

Las indemnizaciones que pagaría la compañía, por supuesto tienen unas implicaciones fiscales. En función de la contingencia que genere esos pagos, así como de quién sea el beneficiario, tributan de una forma u otra.

Lógicamente, desde el punto de vista fiscal, en caso de fallecimiento es más interesante que lo reciban los hijos en caso de fallecimiento (por las exenciones que tiene de cara a Hacienda).

En el caso de la invalidez, por ejemplo, si tomador, asegurado y beneficiario son la misma persona, se tributa mediante Rendimientos de Capital Mobiliario, en nuestro IRPF.

Si quieres encontrar el buen seguro de vida, al mejor precio, y además, contar con el asesoramiento que necesitas para tener en cuenta estos conceptos tan importantes: fiscalidad, beneficiarios, desgravación, elegir la suma asegurada de la póliza de vida… somos tu Correduría de Seguros.

Puntuación del artículo
[Total: 0 Media: 0]

Artículos relacionados