Se repiten las malas prácticas bancarias

Existen varios mecanismos para reclamar a una entidad financiera la realización de lo que se conoce como “malas prácticas” bancarias, en este caso. El problema nos lo encontramos con el poder negociador de cada parte, ya que mientras al banco le da lo mismo llevar el caso a los tribunales, los clientes particulares son reticentes por el coste que pudieran tener que asumir.

Tal y como recogen distintos periódicos en sus artículos y editoriales, los bancos hacen muy buenas campañas de captación de clientes; sin embargo, cuando les llegan reclamaciones, son muy dados a mirar hacia otro lado, incluso cuando las mismas cuentan con el respaldo de supervisores financieros como la CNMV o el Banco de España.

Recientemente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha publicado la memoria del pasado ejercicio 2014 que recoge las reclamaciones y consultas realizadas por los inversores. En la misma, se publicaban 3.754 informes respecto a productos de inversión, y en 2.700 casos (casi el 60%) le dio la razón al cliente.

Pese a ello, de los 2.700 casos en los que la resolución de la CNMV fue favorable al reclamante, las entidades financieras únicamente aceptaron el dictamen de la CNMV y rectificaron su postura en 196 ocasiones, es decir el 7,3% del total.

– Entre las entidades más reclamadas: Bankia, Banco Santander y Catalunya Banc (del grupo BBVA).
– Los que menos siguen la opinión del supervisor bancario son Citibank (5,3%), Catalunya Banc (6,6%) e Ibercaja (8,3%).

Pero, no solo los inversores han sido los perjudicados. Más aun lo fueron los ahorradores, quienes realizaron 28.528 reclamaciones ante el Banco de España, aunque únicamente se corrigieron las malas prácticas en 7.487 ocasiones. Resumiendo, en más de la mitad de los conflictos donde el organismo presidido por Luis María Linde daba la razón al cliente, la entidad financiera hizo caso omiso.

Por buscarle el lado positivo, o algún actor que realmente actúa positivamente ante estas situaciones, el Banco Sabadell es, con gran diferencia, el banco más disciplinado a la hora de aceptar la opinión favorable de la CNMV a los clientes y subsanar el error (rectificó en el 78,5% de las ocasiones).

El problema de base lo encontramos en el hecho de que la legislación actual que regula estas reclamaciones, permite no acatar las decisiones del supervisor, ya que las mismas no son vinculantes para la entidad reclamada. Tanto la CNMV como el Banco de España han pedido al Gobierno una modificación normativa, que no ha tenido lugar.

Aquí os dejamos un documento que recoge todas estas cifras, desglosado por entidades financieras:

Quejas bancos

Desde aquí nuestra solidaridad con todas las personas que se han visto afectadas por estas prácticas, y les animamos a seguir reclamando, ya que pese a que no todas ellas fructiferen, sí penalizan enormemente a las entidades bancarias.

Si necesitáis asesoramiento de cualquier tipo, no duden en contactar con nosotros. En Joaquín Moné Foz Correduría de Seguros asesoramos a clientes y empresas en sus necesidades financieras y aseguradoras.

28-diciembre-2015|Noticias, Empresas, Estudios y Asesoramiento, Particulares, Actualidad, Inversión y Ahorro|