Seguros vinculados a préstamos bancarios – Parte I

El tema que comenzamos a hablar hoy es lo suficientemente importante como para dividir el mismo en dos entradas diferentes. El motivo por el que queremos tratarlo es el abuso ejercido sobre clientes particulares, empresas y consumidores, en general, por bancos y entidades financieras. Estos incumplen las recomendaciones establecidas por el Código Civil y Reglamentos para la Defensa del Cliente de Servicios Financieros: ante un contrato, se ha de cumplir lo pactado, pero también aquello conforme a “la buena fe, al uso y la ley”.

Hoy introduciremos el tema y, en la segunda parte, hablaremos de los compromisos impuestos y cómo deshacernos de los seguros hipotecarios vinculados para escoger el que más nos guste.

Principales productos y seguros vinculados con el préstamo hipotecario

A una hipoteca se suelen unir:

  1. Un seguro de daños: ya sea de hogar o de PYME, en función de quién sea el prestatario (persigue proteger al prestamista ante un siniestro que ocurra sobre el bien hipotecado)
  2. Un seguro de vida: sobre la persona o personas prestatarias (cuya finalidad es también proteger al prestamista del fallecimiento de aquellos, y el riesgo de no recibir de nuevo el importe prestado al cliente).
  3. Un plan de pensiones: únicamente por “fidelizar” más(o mejor dicho:”atar”) al cliente. En este caso es completamente infundada esta exigencia.

Mujer amenazando

¿Por qué se equivocan las entidades financieras?

En nuestra opinión, los errores radican en:

  • Obligar lo primero a los clientes a suscribir esos seguros, siendo que el artículo 5 de la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados, prohíbe a los bancos “imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguro”.
  • Exigirles que los mismos se contraten únicamente con ellos.

Esto último es lo que ha llevado a que los consumidores se indignen por los abusivos precios de los seguros ofrecidos por su banco. Y es que, si un banco puede obligar al cliente a hacer el seguro con él, lo hará al precio que le parezca oportuno, y no a un precio competitivo de mercado. Esto último, no lo decimos nosotros. Este artículo del periódico CincoDías pone de manifiesto las presiones bancarias y elevados precios en los seguros.

Nuestro principal consejo -> COMPARA

Por este motivo, nuestro consejo es COMPARAR lo que nos costarían estos seguros con una Correduría de seguros profesional y el coste de seguir en el banco.

¿Por qué decimos esto? Porque pese a que nos puedan subir el diferencial un 0,1% o incluso un 0,4%, nos encontramos con seguros de vida de 700 € que en otra compañía pueden costar 300 € (¡¡más del 50% más barato!!). Aunque la cuota nos pueda subir 20 € al mes, compensa enormemente ese cambio.

A través de este enlace podéis calcular este ahorro del que estamos hablando conociendo el importe pendiente de amortizar y el tipo de interés de la hipoteca con sus diferenciales correspondientes.

Si quieres contar con nuestra ayuda en este proceso, contacta con nosotros, y escoge entre los mejores seguros del mercado.

15-enero-2016|Noticias, Empresas, Profesionales / Autónomos, Particulares, Actualidad|