C/ Coso 33, 50003 Zaragoza
Acceso Clientes

Los 7 tipos de ciberataques de los que tu empresa se debe defender

¿A qué tipos de ataques informáticos se expone tu empresa? Cuando hablamos de estos ciberriesgos en las compañías, lo primero que se nos vienen a la cabeza son las grandes empresas como Yahoo, Facebook o Telefónica. Y debido a la repercusión de estos ataques son las que suelen copar las noticias de seguridad informática.

Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas, normalmente menos protegidas, están habitualmente en el punto de mira de los hackers. Y los datos lo reflejan: 7 de cada 10 ciberataques son a pymes.

La realidad es que ninguna organización está libre de cualquier tipo de ataque informático: las grandes empresas por la relevancia y el volumen de sus datos y las más pequeñas por su vulnerabilidad.

¿Qué es un ciberataque?

Un ciberataque es un ataque informático producido por la figura conocida como hacker que actúa en la mayoría de ocasiones bajo motivaciones personales o desafío, económicas o políticas. Estos ciberataques pueden afectar a organizaciones (desde instituciones hasta empresas) o a usuarios individuales.  De hecho, según el informe Panorama actual de la ciberseguridad en España, las pérdidas generadas por los
ciberataques ascienden al 0,8 % del PIB Mundial, se estima en unos 74,15 billones de euros.

7 tipos de ciberataques

En este post analizamos 7 de los tipos más habituales de ciberataques que se prevé que sigan afectando a la ciberseguridad en España durante 2022.

1. Spyware

Como su propio nombre indica, el objetivo de este ciberataque es espiar. El spyware es un tipo de malware difícil de detectar y que recopila datos sin consentimiento del propietario del ordenador para utilizarlos luego.

Generalmente, los hackers que emplean este tipo de virus malintencionado venden los datos a terceros, destapando la información más sensible de la empresa: los datos de los clientes y los suyos propios. Como alertan los expertos en ciberseguridad, este virus puede resultar especialmente peligroso en empresas que utilizan el Big Data, ya que este banco de datos se puede convertir en un suculento botín para los ciberdelincuentes.

Los Spyware también pueden afectar a pequeña escala, en un ordenador individual, obteniendo información sobre los hábitos y la información personal del usuario, como por ejemplo, los números de tarjetas de crédito.

2. Troyano

¿Recuerdas el relato del caballo de Troya? La historia se repite con uno de los malware más populares que existen, el troyano. Todo comienza con un programa aparentemente inofensivo pero que al ser ejecutado da acceso al ciberdelincuente al equipo. ​​

¿En qué se traduce esto? Pueden acceder a datos confidenciales, registrar contraseñas o dar acceso a puertos de comunicaciones para que alguien pueda acceder al ordenador de forma remota.

3. Phishing

Hacerse pasar por un ente de confianza que nos contacta a través de un correo electrónico, SMS o mensajería instantánea es el primer paso del Phishing, otro de los ataques que pone en jaque a la seguridad informática.

En el Phishing, que se traduce como “suplantación de identidad”, los hackers se han pasar por nuestro banco o por cualquier empresa de envío de dinero para pedir generalmente los datos bancarios en un sitio web fraudulento.

Ordenador empresa hackeado4. Denegación de servicio (DoS)

¿Imaginas que uno de los principales sistemas de tu empresa queda bloqueado? Este es el objetivo de la Denegación de Servicio (DoS), ciberataque que se basa en saturar los puertos con múltiples flujos de información que sobrecargan el equipo o máquina.

Otra práctica muy similar es el ataque de negación de servicio distribuido (DDoS) que produce esta ingente cantidad de información destinada a saturar un equipo desde una red de bots.

5. Ransomware

El Ransomware se basa literalmente en un secuestro del equipo o los equipos. Después de bloquearlo, los hackers exigen un rescate a cambio de recuperar el acceso. ¿Te suenan algunos Ransomware célebres como WannaCry o Petya?

Este virus malintencionado puede llegar a una empresa a través de un inofensivo archivo adjunto o de un sitio web infectado.

6. IWarm o Gusanos

El nombre de estos “gusanos informáticos” es completamente gráfico: estos virus pueden replicarse a sí mismos en otros ordenadores y se expanden muy rápido. Por ello, es un ciberataque especialmente sensible para una empresa. La forma de activarlos es tan sencilla como abrir un archivo adjunto o acceder a un enlace malintencionado.

7. Adware

El Adware se dedica a mostrar publicidad no deseada. Estos programas se consideran maliciosos si se dedican a recopilar información sobre tus gustos y preferencias sin tu consentimiento.

¿Qué tipos de ataques informáticos afectan más a las empresas en 2022?

Si nos centramos en los ciberataques que más preocupan a las empresas tanto españolas, como de todo el mundo, destacan 3: el Phising (suplantación), el Ransomware (secuestro de datos) y el Malware (software malicioso) en general. Según el reciente estudio de Deloitte, El estado de la ciberseguridad en España, estas son, por orden, las amenazas más habituales:

  1. Phising
  2. Ransonware
  3. Malware
  4. Filtrado de datos (Data Breach)
  5. Fuga de información (Information Leakage)
  6. Robo de indentidad
  7. Denegación de servicio
  8. Amenaza interna (Insider Threat)
  9. Spam

Imagen extraída del  estudio El estado de la ciberseguridad en España.

Más allá de la ciberseguridad: ¿qué es el seguro de ciberriesgos?

Al mismo ritmo que crecen las medidas de seguridad informática en las empresas, los ciberriesgos aumentan y los malware se hacen más sofisticados.

Si tienes un negocio y quieres cubrirte las espaldas ante este tipo de ataques, desde Moné Seguros te proponemos nuestro seguros de ciberseguridad en las empresas basado en la prevención y la respuesta ante posibles ataques.

Se trata de un complemento a la prevención de los ciberataques y a la ciberseguridad establecida: un servicio que trata de minimizar las consecuencias de potenciales ataques y responde ante posibles indemnizaciones, sanciones o las pérdidas fruto de la paralización.

Contacta con nosotros

Posts Relacionados