C/ Coso 33, 50003 Zaragoza
976 23 86 18

Tres historias inverosímiles de nuestros seguros

“Con los seguros nunca se sabe”. Esta es una expresión muy común para referirse a la respuesta de los seguros y las compañías ante un siniestro, por las malas experiencias de tantas personas que confían en una positiva reacción de su aseguradora, y que se encuentran con algo completamente distinto. Vamos a hablar de este tipo de casos.

Lugares donde contratar un seguro

Nuestra labor como mediadores de seguros, consiste en asistir a nuestros clientes tanto en la contratación de las pólizas como ante los siniestros que puedan tener lugar. En este último punto es donde nos gusta hacer hincapié, porque es cuando nosotros podemos demostrar la labor tan importante y útil que podemos hacer por ellos. Veremos unos casos reales del último mes, que son claros ejemplos de ello.

Ya sabemos que un seguro de hogar o de salud, por ejemplo, se pueden contratar por varios canales:

  • Directamente con la compañía de seguros
  • Vía internet, por medio de un comparador online
  • A través de una Correduría de Seguros
  • Con un banco

Si alguien te pregunta: “¿con cuál de ellos es mejor contratarlo?”, habrá quien diga que el más barato, otros que señalen que quien mejores coberturas te ofrezca, pero la mayoría señalará que el mejor relación calidad-precio. Esto, justamente, es lo que proveemos al cliente, ya que podemos ofrecer mejores precios que en comparadores online, pero con un mejor servicio posventa al defender al cliente frente a la compañía que no desea atender un siniestro CON cobertura.

Correduria Seguros Zaragoza

Con el seguro de salud

Unos clientes que viven en una localidad cercana a una capital de provincia, y justo en mitad de unas sesiones de rehabilitación que está recibiendo la madre de la familia (recetadas por su traumatólogo) ven cómo el centro médico al que está yendo debe cerrar por reformas, dejando a sus pacientes sin atención temporalmente.

Llaman directamente a la compañía y les dicen que han de desplazarse 50 kms hasta el centro concertado más cercano de la aseguradora. Es entonces cuando contactan con nosotros.

Hablamos con dirección médica de la compañía (dado que tenemos los teléfonos directos de este personal) y, no sin pelear, conseguimos concertar temporalmente otro centro para que la asegurada pueda seguir con sus sesiones, sin desplazarse diariamente una hora en coche.

El seguro de hogar y el servicio manitas

Llama un cliente directamente a la compañía para recibir un “servicio manitas” de instalación de unas baldas dentro de un armario de su cocina. El tramitador de la compañía le dice que no tiene cobertura, y le dan un teléfono de un gremio para que lo abone por su cuenta. Nos llama quejándose, como es lógico, y somos nosotros los que hacemos la llamada, a través de nuestro propio departamento de siniestros, consiguiendo lo que el cliente no pudo, porque el tramitador de la compañía no escucha igual, lamentablemente, al asegurado que a la presión de una Correduría.

Problemas con el seguro de comunidad

Hemos tenido 2 casos curiosos este último mes:

  1. Viene un cliente que tiene todas sus pólizas con nosotros, y trae el seguro de su comunidad. Estaba en una buena compañía, sin embargo se trataba de una póliza muy antigua, y ya sabemos lo que ha pasado en los últimos años (ajustes de precios tremendos por parte de todas las compañías). Hemos conseguido ese mismo seguro, por el que pagaban 3.300 euros al año por poco más de 1.550 euros, sin reducir en absoluto ninguna garantía, y en una compañía que nos ofrece incluso más confianza de cara a un siniestro. En una comunidad de 12 vecinos, significa que cada uno de ellos ha ahorrado más de 120 € al año.
  2. Nos llama una clienta desesperada, porque les han intentado robar en el trastero, y la comunidad únicamente se hace cargo de 100 € y ni siquiera le abren la puerta (se va en 3 días de viaje intercontinental, y tiene las maletas allí). Como tiene su seguro de hogar con nosotros, conseguimos enviarle a un cerrajero urgente, quien esa misma tarde le abre el trastero y, por supuesto, abonan íntegramente el coste de reparación de la puerta del trastero.

Todo esto es lo que podemos hacer y hacemos por nuestros clientes. Tengan una, dos o todas sus pólizas con nosotros. Nuestro departamento de siniestros, constantemente están gestionando partes con todas las compañías con las que trabajamos. Esto ayuda a orientar a nuestros clientes, en un momento de incertidumbre como es el siniestro, y les explicamos todos los pasos, hacemos las gestiones por ellos, y únicamente los asegurados tienen que concretar la cita con el reparador y abrirles la puerta. El resto lo peleamos nosotros para defender a nuestros asegurados.

Puntuación del artículo
[Total: 0 Media: 0]

Artículos relacionados